CAFBL Recordatorio a tener en cuenta para abrir las piscinas

 

Ante las constantes preguntas sobre la apertura de piscinas y sobre cuál debe ser la intervención del Administrador de Fincas en estas situaciones, te recordamos que el Real Decreto Ley 21/2020 de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID 19, NO modifica la Orden del Ministerio de Sanidad 414/2020 de 16 de mayo, que marca, por aplicación analógica, los requisitos de apertura que deben cumplir las piscinas comunitarias.

Cómo ya hemos informado en anteriores circulares, si bien las piscinas comunitarias no se nombran en la Orden 414, equiparándolas a las recreativas al efecto de cumplir las medidas establecidas en la legislación que las regula. Esta interpretación fue ratificada por el Ministerio de Sanidad en la carta remitida al Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España.

Las medidas mencionadas imponen cumplir una serie de requisitos de carácter sanitario, para poder abrir las piscinas comunitarias. Ante esta situación, el Administrador de Fincas debe comunicar y asesorar las juntas directivas sobre las exigencias legales que se deben cumplir, siendo suficiente remitiendo las circulares enviadas por este Colegio donde se detallan puntualmente estos condicionados.

Se recuerdan los requisitos más importantes sobre la apertura de piscinas, sin prejuicio de remitirnos a anteriores informaciones más extensas:

  • Aforo exigible: El Art. 44 de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, dice que “el aforo máximo permitido será del treinta por ciento de la capacidad de la instalación, siempre que sea posible respetar la distancia de seguridad de 2 metros entre usuarios. En caso contrario, se reducirá el aforo al efecto de cumplir con la distancia de seguridad”. De manera que continua vigente el aforo del 30% en piscinas.

Para el vaso de la piscina, tanto el CTE DB SI-3 como el RD 80/1998, establecen un aforo de 2 m²/persona. Para la zona de playa, el CTE DB SI-3 establece un aforo de 4 m²/persona para piscinas públicas, lo cual se tomará como base por similitud o analogía. La forma del control del aforo lo determinará la Comunidad.

  • Acceso a la piscina: Se requiere obtener cita previa organizando horarios por turnos. Fuera de este tiempo de uso no se podrá permanecer en la piscina.
  • Medidas en las zonas de estancia o tránsito de bañistas: Se debe establecer una distribución espacial para garantizar perímetros de seguridad de mínimo, 2 metros entre los usuarios, señalizando mediante bandas u otros elementos en el suelo que limiten los espacios. Todos los objetos personales como toallas, dispensadores de crema, calzado de uso exclusivo para piscinas, mochilas, etc., deben permanecer dentro del perímetro de seguridad establecido, evitando el contacto con el resto de los usuarios.
  • Higienizar: Se deberá limpiar y desinfectar antes de la apertura de la instalación y al menos dos veces más al día. Se dispondrá de un protocolo escrito de limpieza y desinfección que la Comunidad tendrá a disposición de las autoridades sanitarias si se le requiere en algún momento.
  • Control de la calidad del agua: Mediante un dosificador automático o al menos 3 veces al día.

Insistimos que no es obligación del Administrador de Fincas tomar decisiones sobre si se abre o no la piscina. Su deber se limita a asesorar por escrito a las comunidades sobre la obligación de cumplir las medidas sanitarias exigibles para la apertura, lo cual se incluye dentro de la diligencia debida, rigor, principio de cautela y profesionalidad del Administrador de Fincas Colegiado. Después de esto, y consultando también al mantenedor de la piscina, la gestión y control del riesgo que se realice es responsabilidad exclusiva de la comunidad, correspondiendo al/la presidente/a y junta directiva decidir si se abren o no las instalaciones y si se hace en conformidad a la legislación informada. Con todo, la Comunidad deberá conocer que, si se dan denuncias o inspecciones sobre eventuales incumplimientos en el uso de la piscina, o si hubiera un rebrote de la Covid19 ubicado en esta zona común, cada una de estas circunstancias pueden dar lugar a sanciones muy severas.

En este sentido, el Real decreto 742/2013, de 27 de septiembre, que marca los criterios técnico-sanitarios de las piscinas, concreta en su artículo 16 el régimen sancionador, señalando que, sin prejuicio de otra normativa que pudiera resultar aplicable, el incumplimiento de las disposiciones de este Real Decreto podrá dar lugar a la aplicación de las sanciones establecidas en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad y en la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública.

No obstante, el día 21 de junio acaba el estado de alarma, de manera que la Generalitat de Catalunya, asumiendo sus propias competencias, podría legislar sobre los requisitos de apertura de las piscinas comunitarias, pudiendo cambiar los criterios anteriores o haciéndolos menos rigurosos. Cuestión que, de momento, no deja de ser una hipótesis.

 

FASE 1 Y 2 EN LAS COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

Ejecución de obras:

Se levanta la suspensión de las actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes. Se podrán realizar los trabajos de reforma, reposición, substitución, reparación etc., en edificios y viviendas habitadas, sin más restricciones que en otro tipo de actividad, es decir, garantizando las medidas de higiene y distancia de seguridad de 2 metros y, en todo caso, siempre siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Reuniones de Juntas Presenciales:

En Catalunya NO se pueden hacer reuniones de juntas de propietarios presenciales mientras no se levante el estado de alarma, de acuerdo con lo previsto en el Decreto Ley 10/2020, de 27 de marzo, sin prejuicio de lo que establezca el Ministerio de Sanidad durante el proceso de desescalada. Si que se pueden hacer reuniones por videoconferencia y adoptar acuerdos sin reunión.

Zonas comunitarias:

Se debe respetar la limitación de grupos de máximo 10 personas manteniendo las medidas de seguridad (uso de mascarillas, distancia de 2 metros, ausencia de contacto físico, etc.

Se debe evitar el contacto con los elementos comunes, como bancos o similares, así como los parques infantiles, columpios y toboganes, ya que las superficies pueden estar contaminadas.

Fase 1. Instalaciones deportivas:

Se pueden utilizar, solo en el caso que esté controlado su acceso y respetando el aforo al 30% del uso deportivo, con cita previa y por turnos.

Solo para la práctica deportiva individual, dos personas si la modalidad lo requiere, sin contacto físico y respetando la distancia de seguridad de 2 metros.

Los menores y las personas con discapacidad pueden ir con un acompañante.

Siempre se debe garantizar las distancias de seguridad, la limpieza y la desinfección.

Piscinas comunitarias:

En la fase 1 las piscinas deben estar cerradas.

Respecto a la fase 2, las comunidades de propietarios continúan siendo las grandes olvidadas en este estado de alarma. Si bien no se especifica concretamente que las comunidades de propietarios podrán abrir durante la fase 2 del estado de alarma, se interpreta que sí, siempre que cumplan las medidas establecidas en los artículos 44 y 45 de la Orden SND 414/2020, entre las que se encuentran principalmente las siguientes:

• El aforo máximo permitido será del 30% (se debe tener en cuenta la superficie de la lámina de agua y la del recinto, como también el número de viviendas y la ponderación de personas que habitan en el inmueble).

• Obtención necesaria de cita previa, organizando horarios por turnos.

• Distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de, al menos, 2 metros entre los usuarios mediante señales en el suelo limitando los espacios.

• Con carácter previo a la apertura diaria, se deberá realizar la limpieza y desinfección de les instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como lavabos.

• Se efectuará limpieza y desinfección mínimo 3 veces al día de las superficies de contacto (pomos, manetas de puertas, barandas, etc.).

• Cartelería con las medidas de higiene y seguridad.

• Limitación especial del recinto para garantizar la distancia de seguridad entre los usuarios (mínima de 2 metros), mediante señales en el suelo.

• No es posible el uso de las duchas, de vestuarios ni fuentes de agua.


 

Font: CAFBL

 

COMUNIDADES DE PROPIETARIOS: FASE 1 DEL ESTADO DE ALARMA

 

MANTENIENDO SIEMPRE LA DISTANCIA DE SEGURIDAD Y LAS MEDIDAS HIGIÉNICAS

►APERTURA DE PISTAS DEPORTIVAS AL AIRE LIBRE.

►DEPORTE INDIVIDUAL SIN CONTACTO FÍSICO.

►USO DE ZONAS COMUNES PARA ACCEDER A LA VÍA PÚBLICA.

►PISCINAS CERRADAS.

►PROHIBIDO EL USO DE PARQUES INFANTILES Y COLUMPIOS.

►NO SE PUEDEN CELEBRAR JUNTAS DE PROPIETARIOS.

►OBRAS: EN ZONAS QUE SE PUEDAN SECTORIZAR Y SIN CONTACTO CON LOS RESIDENTES.

 

                      

Nueva orden sobre la suspensión de obras en edificios. Orden Ministerio Sanidad 385/2020 de 2 de Mayo

 

Se pueden hacer las obras en las que, por el tipo de intervención, por las circumstancias de sectorización del inmueble o de delimitación de espacios y recorridos de circulación, no se produzca ninguna interferencia con las personas no relacionadas con la actividad de la obra.

También se pueden hacer obras en locales, viviendas u otras zonas delimitadas del edificio no habitadas, en las que no tengan accesolos residentes mientras duren las obras, siempre que se cumplan las sigueintes condiciones:

  • Se limite la circulación de trabajadores y materiales por las zonas comunes no sectorizadas, y se adopten todas las  medidas oportunas para evitar el contacto con los vecinos del inmueble.
  • El acceso y salida de estos locales, viviendas y zonas se debe producir al inicio y finalización  de la jornada laboral.
  • Los trebajadores deben aportar las medidas de prevención e higiene frente a la COVID-19 indicadas por las autoridades sanitarias.

En todos estos casos exceptuados de la suspensión, se permite el acceso a las zonas no sectorizadas del edificio para la realización de obras puntuales de connexión con las redes de servicios del edificio que sean necesarias para la ejecución de las obras.

Consecuentemente, hasta la finalización del periodo de alarma i sus prórrogas, están SUSPENDIDAS LAS OBRAS Y TRABAJOS que supongan una intervención en edificios existentes cuando en el inmueble se encuentren personas no relacionadas con la actividad de ejecución de las obras que puedan tener interferencias con la actividad de las obras o con el movimiento de los trabajadores, o traslado de materiales.


EXCEPCIONES a la suspensión de obras:

  1. Cuando las obras no produzcan ninguna interferencia con las personas no relacionadas con la obra. Es decir, cuando en la finca no hay ninguna persona ajena a la obra, o cuando se puede sectorizar o independizar totalmente la zona de la obra del resto del edificio.
  2. Cuando se trate de obras o reparaciones URGENTES  de instalaciones o averias, o de trabajos de vigilancia en el propio inmueble.
  3. Cuando las obras  se realizen en locales, viviendas u otras zonas delimitadas del edificio no habitadas, a las que no tengan acceso los residentes mientras duren las obras, siempre que se cumplan las condiciones antes mencionadas.
 

Como encontrarnos

  • Gran Via de LLuís Companys, 214
  • Premia de Mar
  • Barcelona, 08330
  • Tel1. 93 752 31 02
  • Tel2. 93 752 36 25
  • Fax   93 752 02 01
  •  
  • De Lunes a Viernes de 9 a 13.30H i de 16.30 a 20 H